sábado, 10 de octubre de 2009

Libertad de elegir

EL MERCADO NO ES LA LIBERTAD

14. Cuando, una vez más, alguien nos repita que «el mercado es la libertad» invitémosle a practicar un sencillo experimento mental, consistente en imaginar que entra en un mercado a comprar pero no lleva dinero: constatará en el acto que no podrá comprar nada, que sin dinero no hay allí libertad, que la libertad de elegir la da el dinero.

En ocasiones, el dinero tampoco es la libertad. El personaje de Julia Roberts, en Pretty Woman, a pesar de contar con "pasta larga para gastar" de sobra, no lograba ser atendida por las exclusivas dependientas de aquella tienda de lujo. (0´00´´-1´40´´)




Actividad: ¿El dinero da a su poseedor la libertad de elegir?


No hay comentarios: